Deshazte del dolor de forma natural gracias al gel de árnica

El árnica, también conocido por su nombre científico árnica montana, es una hierba originaria de Europa central que lleva siglos siendo usada como remedio natural debido a sus versátiles propiedades terapéuticas.

Típica de regiones montañosas, el árnica extendió su popularidad más allá del viejo continente y hoy en día se pueden encontrar en la mayoría de herbolarios y tiendas de botánica, así como parte de multitud de cremas y soluciones para el dolor muscular.

El árnica concentra en sus flores más de cien principios activos naturales que le permiten soportar las bajas temperaturas de los ecosistemas donde crece, es por esto que el gel de árnica se elabora a partir de ellas. Las lociones y geles de árnica se suelen obtener mediante un proceso de infusión de las flores de esta planta, de esta manera se maximiza la conservación de sus propiedades medicinales.

 

El árnica montana es una hierba conocida popularmente como tabaco de montaña, su uso ha sido extendido durante siglos en la cultura popular europea como remedio a dolores corporales, picaduras y quemaduras leves

Usos del gel de árnica

Principalmente, el gel de árnica se emplea como solución tópica para tratar y prevenir dolores articulares y contracturas musculares. Gracias a su capacidad analgésica, calmante y antiinflamatoria, es un complemento natural idóneo para deportistas, fisioterapeutas y entrenadores. Su rico contenido en extractos vegetales como flavonoides, ácidos fenólicos y lactonas sesquiterpénicas dotan al árnica montana de una gran efectividad a la hora de paliar y controlar el dolor.

Los principios activos del árnica estimulan naturalmente el torrente sanguíneo y la regeneración de los tejidos celulares, por ende, es la solución perfecta para prevenir la aparición de hematomas en la piel tras sufrir algún golpe o lesión leve.

Asimismo, esta capacidad regeneradora permite al árnica montana ser una herramienta eficaz que ayuda e incentiva la cicatrización de la piel. Puede ser utilizado como antiséptico natural para tratar afecciones cutáneas leves, desde labios agrietados a quemaduras leves. También es útil su aplicación para paliar las estrías en la piel post-embarazo o pérdida de peso, así como para prevenir su aparición.

 

Recientemente, se ha incrementado el uso de gel de árnica en el cuidado profesional de caballos y otros animales domésticos tras comprobarse su efectividad a la hora de paliar y prevenir los efectos de lesiones comunes

El uso tópico del gel de árnica de forma regular ayuda a reducir el riesgo de infecciones cutáneas gracias a sus propiedades antifúngicas y antimicrobianas. Además, es un remedio eficaz para calmar y sanar la piel tras sufrir picaduras de insectos como mosquitos y pulgas.

Propiedades del gel de árnica

Múltiples estudios internacionales han demostrado que estas propiedades del árnica son extrapolables a su uso en animales. Hoy en día, ya es común el empleo de gel de árnica en granjas e hípicas durante la rutina de cuidado de caballos, aunque también es apto su uso en otros animales domésticos que padezcan dolores procedentes de lesiones u otros trastornos anatómicos.

En blue & marine Bretania llevamos años trabajando con los mejores productores europeos de árnica montana, testando periódicamente su materia prima para asegurarnos de elaborar un gel de árnica de primera calidad, capaz de satisfacer las exigencias de todos nuestros clientes.

Comparte esta publicación
Abrir chat
Solicita consejo a Ainhoa
Habla con bleu & marine Bretania
Hola, nuestro Coach de belleza te puede aconsejar ¿En qué podemos ayudarte? Pulsa abajo en abrir chat para abrir una conversación de Whatsapp con nosotras.